12.4.12

Entre el tampón y la pared.


Bueno más que un breakfast hoy es una dinner (?)

En el día de hoy vamos a hablar del mal más necesario de todos. NO mi amor, no son los carbohidratos. Es el fenómeno que atormenta a los hombres desde hace miles y miles de años. Las mujeres. By the way este post estará cargado de machismo, a vos te digo la ama de casa con los ruleros que esta renovando el tampón, si no te lo bancás andate.

Si bien nos la pasamos rodeados de mujeres, lamentablemente, llegás un punto en que toda la montaña rusa hormonal te hace querer cortarte las pelotas y dárselas al perro para que coma. Si chicas, hay un momento en que son insoportables. Cuál es ese momento? Cuál es mi querido público? Así es! EL PMS (pre-menstrual syndrome). Generalmente podemos clasificar a la mujer por su sexualidad, por si son gordas, flacas, altas, bajas, tetonas, planas, por el tipo de pezón que tienen, por la apertura vaginal, etc. Sin embargo en mi mundo minimalista las clasifico en dos: Le vino o no le vino?

Si, es una pregunta que nos tenemos que hacer diariamente. De hecho si podemos llevar un control exhaustivo seguido de un calendario o “Schedule” sobre cuando le viene a cada una de tus amigas y familiares, te re juro que te va a simplificar la vida.

En el momento en el que una mujer está con el PMS tenés que estar preparado para todo. Preguntas, planteos, histeria, enojos, bipolaridad, caprichos, necesidad de afecto, necesidad de no afecto, todo junto y más. O SEA CHICAS NO TENEMOS UNA BOLA DE CRISTAL PARA SABER QUE MIERDA QUIEREN. Hombres, como una persona que tiene como 10 amigas mujeres o más, y que se crío con su madre y dos hermanas estoy altamente capacitado para darles algunos consejos:

-Alejate y corré por tu vida sería el primer consejo sabio que podría darte. Estate lejos PERO NO TANTO porque ella, de ahora en más la ‘premenstruada’, puede sentir esta distancia y verla como motivo para atacarte. En realidad puede ver todo como motivo para atacarte, así que no le demos uno más.

-No veas películas ni muy tristes, ni muy graciosas. Dentro de todo este revuelto gramajo hormonal no sabés que puede poner a llorar desconsoladamente a la premenstruada. Evitá Bridget Jones, Ps I love you, 50/50 y si podés también Marley y yo (es un perro, pero nunca se sabe).

- Si de la nada te pregunta “¿vos me querés realmente?” no la mandés a la mierda, sentala y explicale que sí la querés y que es muy importante para vos. Preparate para las lágrimas porque posiblemente haya. (saludos a Belu).

-Si podés tené un gesto atento y desinteresado, es muy bien valorado. Un chocolate por ejemplo. Sin embargo corrés el riesgo de que después de comerlo te pregunte ¿estoy gorda no? Y ahí preparate porque toda respuesta que des es errónea. SI, TODA.

Respuesta 1: No mi amor, estás re linda hoy.
Premenstruada: Hoy? Todos los demás días no estoy linda?

Respuesta 2: *2 segundos de delay* No, no estás gorda.
Premenstruada: Por qué tardaste tanto en decírmelo? Estoy gorda, es eso no? No me querés.

Respuesta 3: Y… estás un poco descuidada
Ok. No. Jamás le resaltes un defecto a la premenstruada. No le digas histérica, ni gritona, ni depresiva, MUCHO MENOS UN DEFECTO FÍSICO. Esto puede llegar a desatar una guerra total y el PMS se va a terminar convirtiendo en RIP para vos.

- Que no sea un tema tabú. Más allá que ellas no se dan cuenta que para nosotros también es literalmente un dolor de ovarios (que no tenemos, pero ponele que están a la altura de los riñones), tratá de acompañarla y darle los caprichos. Calentale las toallitas antes de que se las ponga, perfumale los tampones, no se…

- Van a estar calientes. Preparate para eso también. Si sos paki bueno, podés aprovechar o hacerte el boludo hasta que les venga y ver si entregan el ocote (o si te va payasito bien por vos… dios que horror). Si sos gay, por experiencia propia, vas a sentir mucho manoseo lleno de tensión y miedo, no huyas. Se fuerte que en 3 o 4 días pasa.

- Y por último el consejo más importante. No justifiques todo lo que les pasa con el PMS. Ya de por sí son histéricas, depresivas, bipolares y calentonas. No es que todo este manojo de emociones completamente irracionales para nosotros es por el PMS. A veces es solo porque ellas son así y hay que fumárselas y meternos un tiro en las bolas y quererlas como son.

Más allá del PMS, las mujeres son un mal necesario, no es que me salvo por ser puto – sos puto? si lo soy mis amores – Sin las mujeres viviríamos sin chismes, sin problemas en la economía, sin desastres naturales, sin emociones sin sentido en el garche, sin toallitas íntimas en baños ajenos, sin activia, sin pinzas de depilar, sin secador de pelo, sin pañuelos descartables, maquillaje, ollas essen, sahumerios, velas, cremas faciales, hebillas, esmalte… si, definitivamente seríamos menos felices (?).


4 comentarios:

  1. El fin de semana verán mi respuesta :D

    ResponderEliminar
  2. Me rei tanto tanto.. Aguante el payasito (? Jajaja..
    May (:

    ResponderEliminar